Teléfono: (+34) 654 518 449

¿Es rentable el buen rollo en la empresa?

"Los clientes nunca querrán una empresa, a menos que sus empleados la amen primero".

Hace poco fui invitado a un evento que hablaba sobre las empresas saludables y si esto era rentable. Los ponentes, gente maravillosa a la cual además les tengo una profunda admiración, Rubén Montesinos, Carmen Soler y Florent Amion, nos deleitaron con ejemplos claros y en primera persona de los beneficios inherentes de un buen clima, pero no solo por altruismo, si no por pragmatismo.
¿Es que a caso no sería maravilloso tener una cuenta de explotación envidiable y encima de todo estar todos contentos y vivir bien?. Pues esto es posible, pero debemos contar con todos y vivir una cultura de empresa sana.

El rendimiento de una empresa está altamente relacionado con la personalidad y los valores de la persona o de las personas que la dirigen.

Hoy en día diversos estudios indican que una empresa saludable, donde sus empleados se sientan valorados, seguros, confiados, es una empresa con bases sólidas para afrontar cualquier cambio o vaticinio negativo en el mercado. Esto no es altruismo, los indicadores de gestión de las empresas que ofrecen culturas como ésta lo señalan y os pondré un ejemplo de fuera de nuestras fronteras.

Jack Welch, es un hombre que ha escrito cinco libros de liderazgo y ha puesto su foto en la portada de numerosas publicaciones, se nota que le gusta la fama y su compañía ha seguido el mismo rumbo. En la General Electric de Welch, a las personas que trabajan ahí se les impulsa a competir unos con otros, se les incita para hacer lo que sea necesario para quedar bien, se le da prioridad a conseguir objetivos que liberen un chutazo de la embriagadora dopamina, lo cual se complementa perfectamente con el egocentrismo de buscar una posición potenciada por la serotonina. Lo más importante es ser el número uno y da igual a quién deba pisar subiendo, al diablo con la Oxitocina. Y les funciona relativamente bien.

Sin embargo pocos saben quién es James Sinegal, este hombre es diferente a Welch, no le ponen su foto a nada y prefiere que se le atribuya el éxito a sus empleados no a él. Sinegal co-fundador de Costco, dirigió la empresa desde 1983 hasta 2012 año en que se jubiló. Sinegal creía en una cultura más equilibrada, sabía que si trataba a sus empleados como a familiares, aquéllos le darían a cambio su confianza y su lealtad.
Su actitud de poner primero a las personas fue el pilar para crear una cultura donde reina la Oxitocina y las personas se sienten más inspiradas a cooperar, puesto que tienen plena confianza y seguridad en su organización. A los trabajadores se les reconoce públicamente por compartir soluciones y mejoras, formas de optimizar recursos o mejorar en la atención cliente, en lugar de competir como en GE, se ayudan mutuamente.
Bien, pero eso suena algo altruista y aunque nos encantaría trabajar ahí por el buen ambiente, ¿qué pueden opinar los accionistas de este tipo de cultura?, bueno basta con echar un vistazo al siguiente gráfico.ge costco

Si Usted o yo hubiésemos invertido al principio de estas dos compañías, con GE más o menos para 2013, hubiese obtenido un 600% de beneficios sobre su inversión y no digamos la alegría del 2000 de un 1600%, pero ahí nada podía indicar el descenso de sus acciones. Si compara las dos líneas en GE es una montaña rusa, llena de abismos, euforia loca, incertidumbre, etc. Sin embargo en Costco, puede disfrutar de un tranquilo pero seguro viaje, equilibrado e incluso en las peores aguas de una economía complicada y con unos resultados más que satisfactorios.

Este comportamiento de la empresa no es otro que el reflejo de su cultura y sus valores, hay estudios además que indican que la distribución del liderazgo y el poder es mucho más beneficioso a largo plazo. Un buen liderazgo es como hacer ejercicio, los beneficios no se ven a corto plazo, el resultado no es de un día para otro, a diferencia de Welch, Sinegal edificó su compañía cultivando la seguridad y la confianza, esto haría que estuviera preparada para sobrevivir a los malos tiempos.

Costco ha tenido éxito porque considera a sus empleados como de la familia. El hecho de que sea un lugar estupendo para trabajar impulsa el rendimiento de la empresa. Lo que es bueno para los empleados, es bueno para los accionistas.
En Costco se recurre a los despidos como muy último recurso, a diferencia de GE que lo usan como estrategia habitual al igual que en muchas otras compañías que consideran a sus empleados como un simple recurso.
Mientras las personas van a Walmart (GE) para tener un empleo, otras acuden a Costco porque quieren un futuro y la sensación de pertenencia a un equipo. Más de dos tercios de los directivos son empleados veteranos, no buscan gente de fuera, ellos invierten en su propia cantera de talento y esto fomenta dramáticamente el valor de la lealtad.

"Los clientes nunca querrán una empresa a menos que sus empleados la amen primero".

Dirijamos personas, no números, puesto que estos últimos se consiguen a través de seres humanos, llenos de emociones, sentimientos y deseos. El beneficio de tener entornos saludables es un retorno de inversión económico notable, no es altruismo, es la diferencia que marca la diferencia.

 Juan Daniel Pérez Fernández